Las cosas contables no son directamente proporcionales a su excelencia. El sexo de calidad siempre será mucho más importante. La pornografía, comentarios deshonestos y demás factores adversos nos han hecho creer que es todo lo contrario, pero al final del día todos podríamos ser capaces de admitir esta verdad absoluta. 

Esta interrogante se ha planteado de tantas maneras que todos los pacientes creen en una cifra mágica que mejorará su relación de pareja. Ahora bien, no, los números mágicos probablemente solo existan en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería. 

¿Por qué no existe el número mágico en el sexo de calidad?

La frecuencia sexual responde a múltiples realidades de la pareja como su rutina diaria, horarios y tipo de trabajo, hijos, dinámica y demás responsabilidades. Bajo esta premisa sería completamente imposible encasillar a una pareja joven y sin hijos a optar por la misma dinámica que un matrimonio de 25 años con tres hijos en casa. 

Ahora que despejaste tu mente es necesario que no persigas cantidades, la calidad vale muchísimo más que un número.   

¿Qué puedo hacer si mis momentos de intimidad con mi pareja son muy pocos?

Ahora que te enfocas en la calidad debes saber que existe una gran diferencia entre “¿Pero solo cinco minutos?” y un “¡Dale, aunque sea cinco minutos!” El momento que dispongas en intimidad será el ideal para propiciar ese encuentro lleno de caricias, besos y calma. 

Activa todos tus sentidos e invita a tu pareja a activar los suyos, nunca esta tarde para encender la llama de la pasión y lograr ese encuentro sexual con el que todos sueñan. 

Si deseas tener más métodos para obtener sexo de calidad forma parte de mi newsletter en donde cada martes y viernes nos encontramos para ampliar tus conocimientos. Sigue mis redes sociales e invierte tiempo de calidad en tu salud sexual.